Ayuda belleza
Contacto Información legal

Afrontando los síntomas.

 

El estado de la piel es particular de cada uno de nosotros. Lo más preciso es hablar de edad de la piel ya que cada uno de nosotros llevamos formas de vida diferentes y tenemos unas cualidades biológicas diferentes.

 

Sin embargo para facilitarte la elección del cosmético los hemos clasificado por las necesidades de la piel a la que va dirigida y los signos que quiere afrontar. Esta clasificación es una simplificación, ya que cada producto tiene características que lo hacen especial, sin embargo, es una forma de facilitar la aproximación a la elección. Así distinguimos:

 

- Hidratacion: una piel que en general goza de buena salud, joven, que necesita un aporte extra de hidratación que le ayude a recuperar elasticidad, buen tono, y prevención.

 

- Reafirmación - lifting: la piel muestra el paso del tiempo y además de hidratación necesita una ayuda extra para aportar tersura a la piel, volver a dar forma a los contornos de la cara, y prevenir la aparición de arrugas.

 

- Antiedad - antiarrugas: la piel presenta los signos de envejecimiento y necesita regeneración, elasticidad, redensificarse, reafirmación, y recuperar tono. Una cura global anti edad.

 

- Reparar - calmar: en este caso la piel necesita normalizarse, presenta rojeces, signos de irritación, sequedad y es reactiva. Necesita ser calmada y reparada para devolverle la salud. Es importante afrontar este síntoma antes de abordar otros.

 

- Regulador sebáceo: en este caso la piel presenta una predisposición a la secreción de sebo. Éste se puede encontrar retenido en la piel y además provocar infecciones. Es importante tratar este síntoma antes de abordar otros.