Benegas
0

El aroma es una palabra, el perfume, una historia...


¿Qué es un perfume sino poesía, emoción, reciprocidad, amor?

Philippe Starck sitúa a la humanidad en el centro de sus creaciones.

Sus tres primeras fragancias se sitúan en perfecta consonancia con la idea que tiene de nosotros: lo que hemos sido, lo que somos, lo que puede que lleguemos a ser.
Desde hace miles de años, el hombre sigue el mismo camino. Desde el primer mes de su vida fetal, se envuelve en esta piel única que lo acompañará a lo largo de toda su vida. Un testigo inmutable, un mensajero que ha inspirado el nombre de la colección de perfumes PEAU (piel) - STARCK PARIS.

El aroma es una palabra, el perfume, una historia, historias cuyos primeros capítulos se titulan Peau de Soie (piel de seda), Peau de Pierre (piel de piedra) y Peau d’Ailleurs (piel de otro lugar). Tres perfumes nacidos de un sueño y de la visión de un hombre. “…entre el hombre y la mujer lo bello surge en el corazón de ese espacio indefinido y paradójico donde, para poder encontrarse, cada uno debe abandonarse, ceder un poco de su feminidad o masculinidad propia… Peau de Soie es una paradoja…

Quería un perfume para hombre que revelase esta feminidad, esta zona de penumbra donde todo se mezcla, sin que nada se pierda… Peau de Pierre es un perfume masculino que desvela, en su esencia, el lado femenino del hombre…”

Philippe Starck