Benegas
0

Jardines de NINFA...


En ese momento, Camille Goutal y Isabelle Doyen (creadoras de la casa Annick Goutal) estaban trabajando en una fórmula inspirada en el legendario jardín de las Hespérides. Cada absoluto, cada esencia elegida agregaba otra pincelada a su obra maestra, al jardín que imaginaban y al que se refirían como si conociesen cada centímetro cuadrado.

Luego, se enteraron de la existencia de un jardín reflejo de su descripción en todos los sentidos, e inmediatamente partieron hacia los jardines de Ninfa, cerca de Roma. Se encontraron con un Edén, en el que ruinas medievales coronadas en verde esmeralda y todas las plantas que habían podido imaginar las dos perfumistas todavía se podían encontrar. Por el jardín fluye el río Ninfeo en el que se refleja la corteza del bosque, las hojas de las ramas, frutos cítricos maduros y deliciosos higos.

...quieres descubrir este Eden?